Juan Queralt BlanchJuan Queralt Blanch nació en Barcelona. Desde muy joven se interesó por el arte en general. En su ciudad natal acudió a clases de pintura, principalmente de acuarela, si bien enfocó sus estudios hacia el diseño industrial, aplicado, con preferencia, a la confección.

Amplió estos estudios en París y Lausana. En esta ciudad suiza permaneció algunos años, y desde ella, viajó en varias ocasiones a Roma, Florencia, Venecia y otras ciudades italianas. En estos interesantes recorridos, reafirmó su vocación artística y tomó la decisión de dedicarse a la pintura.

A su regreso a España se estableció en Barcelona, y su trabajo habitual fue el de diseñador. En 1985 obtuvo el primer premio de diseño en el V Certamen Nacional de Peletería de Madrid, por sus creaciones sobre grabados de Joan Miró, realizados en pintura y piel. Con constante esfuerzo, siempre dedicó su tiempo libre a la pintura. Una de sus primeras exposiciones tuvo como tema central el antiguo Egipto, con técnica de óleo y acrílico. Con sus depuradas realizaciones mostró una esplendorosa época histórica llena de grandeza y eternidad, con toda la magia de la arquitectura pétrea egipcia, con la escultura monumental y con los bajorrelieves policromados conteniendo escenas de pastoreo, navegación,caza o, simplemente de descanso y diversión.

Queralt Blanch es un enamorado de El Quijote. Después de releer minuciosamente la obra de Cervantes, dedicó muchísimo tiempo a elaborar varios bocetos sobre los diversos pasajes de las andanzas del hidalgo manchego. Quiso que, en la colección de lienzos que pintó, quedase plasmada la gigantesca lucha entre entre el idealismo y el materialismo. Después de casi cuatro años de trabajo, con sus pinceles representó los temas más conocidos de El Quijote. Así, en la exposición aparecieron reflejadas "La aventura de Sierra Morena", "La cueva de Montesinos", "la batalla de los cueros de vino", la de los "molinos de viento", "las cortes de la muerte", "el caballero de los leones",etc. y una personal visión del héroe de Cervantes...

Con uno de los citados lienzos ganó el "Grand Prix de la Chambre de Commerce" en el XXXVIII Salón Internacional de Artes Plásticas celebrado en Béziers (Francia). Otros cuadros de la colección fueron adquiridos por el Museo Iconográfico del Quijote de Guanajuato (México) como "La aventura de Sierra Morena. También la fundación Cervantina del Distrito Federal Mexicano posee "El Caballero de los Leones".

La pintura de Queralt Blanch muestra resistencia a las reglas, amor al movimiento, exageración en el gesto, deformaciones voluntarias. Ante todo se preocupa de sugerir, expresar el sentimiento: por ello, las formas pasan a convertirse en símbolos. En las figuras, los rostros se afilan, los ojos se hacen más grandes, las barbas se retuercen; los dos lados del rostro son asimétricos, los miembros se ondulan, los torsos son sostenidos por piernas zancudas. Su obra posee belleza forma y, técnicamente, está bien resuelta.  

Angel Comalada Negre, Doctor en Historia, Exdirector Escuela de Artes Aplicadas y oficios artísticos de Barcelona La llotja.
Revista Historia y Vida Nº. 329 (Sección Consultorio)
Agosto 1995

Serie Galicia

 

Campus Stellae

Campus Stellae

El descubrimiento de Paio el ermitaño

 
el Quijote peregrino

El Quijote peregrino

Don Quijote dirige su mirada a El Camino de Santiago, y dice: Es la morada de los Angeles