You don't have access to this page in this site.

El Ideal de Justicia en El Quijote

A las ideas que han dejado escritas muchos comentaristas más autorizados sobre el derecho en El Quijote, intentaré agregar alguna de cosecha propia.

Cervantes, es el genio universal de la literatura española.

Inmerso en fracasos económicos, en injusticias, en aventuras sin buen destino, es un crítico de su época. Cervantes no era un jurista, pero sí un hombre que había vivido de cerca y personalmente vinculado con cuestiones jurídicas.
El código penal en su época, era un instrumento de sufrimiento y de tortura, de vejación y sadismo, mas que un medio para buscar la justicia entre los hombres. Cervantes levantó su voz para tratar de humanizar el código penal.

Con José Montero Reguera U. Vigo
Presidente de la Asociación Internacional de Cervantistas
Iago Fariñas Vicedecano Facultad de Derecho. U. Vigo

CERVANTES Y BECCARIA

¿ Que influencia pudo tener el pensamiento de Cervantes en las ideas que aportó Beccaria, un siglo y medio después ?.

El marqués de Beccaria, nació en Milán en 1758, a los veinticinco años, escribió su libro llamado - de los delitos y las penas -. Filósofo de la época de las luces, las ideas que aportó Beccaria, han pasado a formar parte de la cultura penal de las sociedades modernas.

De la obra de Beccaria, tal vez resulte adecuado destacar algunos puntos que se han incorporado a las legislaciones penales de los Estados de Derecho, el conjunto de principios que conocemos como derechos humanos y que emergieron explícitamente por la influencia de su obra.

Destacan: La justicia humana encuentra su verdadero fundamento en la utilidad común, en el bienestar general en interés de todos, pero limitada por la moral con que se practique, en procedimiento y en sanciones.

Los llamados juicios de Dios que conocemos como verdaderas aberraciones, no tienen lugar en una justicia humana, que debe estar regida por las leyes de los hombres.

El rigor de las penas que se aplican a los condenados caracterizadas ellas por su crueldad e indeterminación, de nada sirven, pues ni mejoran al delincuente ni trascienden ejemplarmente. Lo importante es prevenir al malhechor por la amenaza de una pena, moderada pero cierta, que sirva como retén de las malas intenciones.

Reducir la aplicación de la pena de muerte y especialmente de los actos crueles que la acompañan; debe quedar la pena capital, reducida a las épocas de perturbación social grave y para los delitos de mayor significación.

Las ideas de Beccaria consiguieron que los poderosos de la época aceptaran leyes impregnadas de humanismo.

Puede haberse dado el caso en que las ideas humanistas de Cervantes, plasmadas en El Quijote, hayan llegado al conocimiento de César Beccaria y le hayan dado la chispa inicial para encender la hoguera transformadora que produjo en la materia penal. Nada habría de extraño en que El Quijote, hubiese tenido una influencia fundamental. Beccaria expuso en discurso admirable los mismos anhelos humanistas del hidalgo manchego. Dos obras que se enlazan por virtud de sus afinidades. Dos personajes históricos con una idea esencial : el valor supremo del ser humano.

                    Queralt Blanch
 

La obra pictórico literaria

La primera época, 30 óleos sobre lienzo, se realizó entre los años 1988 y 1998. La segunda, 30 obras en blanco y negro, con diversos materiales, en relieve y superposiciones sobre tablex Se realizo entre los años 2000 y 2004.

Queralt Blanch, es autor de otra obra quijotesca, inspirada en el libro de unamuno - vida de don quijote y sancho -  la cosmovisión de don quijote. La componen 18 oleos.
Se realizó entre los años 1995 y 1999

Entre los años 2004 y 2009, Queralt blanch realizó la série "Codex
Calixtinus Versus García Lorca"  La componen 22 obras en blanco y negro con relieve.

Entre los años 2009 y 2013 realizó la série "Rostros y Sentencias del Quijote"
La componen 22 obras en blanco y negro con relieve.

El espíritu de la educación ¿Alianza de Civilizaciones?

Ante el espantoso panorama que  ofrece nuestro mundo, pienso, que el espíritu cervantino puede ser necesario para crear la conciencia colectiva mundial por la paz.

Crear lugares de encuentro, para debatir y dialogar sobre los desencuentros -religiones, culturas, modos de vivir, solidaridad, ayuda a los necesitados etc. Acudir enarbolando las banderas blancas de Paz y Democracia. Crear nuevos sistemas, actualizar figuras como las de Maestros de Naciones y los Contadores de Historias, hombres y mujeres que rodeados de jóvenes de cualquier lugar de la tierra, entablasen ese dialogo enriquecedor, ese debate vivo, el intercambio de ideas que propiciasen iniciativas en favor de la paz, la libertad, la justicia, la solidaridad y el amor tan necesarias para la humanidad.                                                           

Pienso, que Cervantes, en su época ya ejerció de Contador de Historias.

El pensamiento de Cervantes, nos enseña el camino a seguir, desde el famoso diálogo cervantino. En los diálogos Quijote-Sancho, late un prodigioso saber sobre la condición humana. Todo diálogo implica tolerancia, tan imprescindible para armonizar las diferentes realidades, las diferentes opiniones, y que en la jungla de opiniones que es la comunicación humana, los problemático es discernir entre estas y la verdad. La verdad. ¿Quien esta en posesión de la verdad?.

Es necesario aferrarse al pensamiento de Cervantes, este proyecta sentimientos colectivos en favor de la paz, la justicia y el amor.

Queralt Blanch

La esclavitud

Andresillo azotado-la crueldad

El cautivo de Argel - La crueldad y el sadismo